Lo que nos traen los Estados Financieros PRIMERA ENTREGA: El caso de Alicorp

Autor: Victor Hugo Flórez – profesor en Bursen

 

Finalmente y luego de una larga espera de tres meses, la gran mayoría de empresas cumplió con presentar a fines de marzo pasado sus estados financieros con la información al cierre del ejercicio económico 2016. Ciertamente suelen ser muchos y muy interesantes y muy valiosos los datos que siempre nos traen los EE.FF., y este año no ha sido la excepción. Quedarían cortas estas líneas para realizar un análisis medianamente exhaustivo de los mismos, de manera que, como para empezar, en esta primera entrega analizaremos el caso de una de estas empresas: Alicorp. En posteriores entregas iremos comentando las cifras de algunas otras empresas. Para ello, sería sumamente interesante que nos transmitan sus preferencias a través de la página de Bursen en Facebook, a fin de ir analizando las empresas que ustedes deseen. (*)

¿Qué cambios importantes nos muestran los reportes de Alicorp al cierre del año 2016?

Varios, por cierto, pero en nuestra opinión dos de ellos merecen especial mención: la sustantiva mejora de sus utilidades y la reducción en sus niveles de endeudamiento. En tal sentido, recordemos que la empresa tuvo muy malos resultados económicos en 2014, cuando sus niveles de utilidad se redujeron a poco más de 10 millones de soles (para una empresa de esta envergadura, resultaba catastrófico: ROA de 0.20% y ROE de 0.50%). A partir de entonces, y luego de cambios importantes en sus cuadros directivos y de serios ajustes tanto en sus políticas de cobertura de riesgos como en los lineamientos de su estructura financiera, ha venido mejorando dichos resultados económicos: para bien de sus accionistas, la utilidad neta subió a 153.6 millones en 2015 y acaba de cerrar 2016 con poco más de 300 millones (esto es, casi el doble con respecto al años anterior): el ROE subió a casi 7% en 2015 y a 11.8 el año pasado. ¿Cómo lo logró? Las cifras de los estados financieros son bastante elocuentes: aumento en ventas, reducción del costo de ventas (que, como sabemos, es básicamente un costo de producción), con la consecuente mejora del margen bruto, y mantenimiento de los niveles de gastos operativos con respecto al período anterior (en los últimos años la empresa venía incrementando en 2 puntos porcentuales los gastos de venta, aunque de manera productiva, como se ha visto: 11% sobre las ventas en 2013, 13% en 2014 y 15% en 2015, para luego mantener dicho nivel en 2016, mientras que los gastos operativos se mantuvieron relativamente estables en 5% en los últimos años, salvo en 2016 que se elevaron en 0.7 puntos porcentuales, lo cual, en nuestra opinión, podría estar mostrando el costo de los cambios organizativos ya mencionados). Si nos limitamos a analizar la utilidad operativa (EBIT) tal como esta se reporta en el Estado de resultados, la mejora resulta sustantiva: 3.6% en 2014, 7.4% en 2015 y 10.2% en 2016. Sin embargo, en nuestra opinión esto puede resultar engañoso debido a que actualmente las NIIF ordenan que tanto los otros ingresos y otros gastos, así como el Resultado de operaciones con derivados de materias primas, deben ser considerados como parte del cálculo de dicha utilidad operativa. Si hacemos una reclasificación de dichas partidas (solo para efectos de análisis y de diagnóstico), veremos que los niveles del margen operativo varían sustantivamente: 7.9% en 2014, 7.1% en 2015 (a pesar de haber invertido 2 puntos más en gastos de venta, como ya mencionamos), y 10.2% en 2016, lo cual, desde nuestro punto de vista, habla bastante bien de la gestión operativa de la empresa y de sus perspectivas a futuro (salvo por las obvias consecuencias que podrían tener eventos como el reciente fenómeno climatológico que venimos experimentando, desde luego). Y creemos que es útil e importante hacer esta reclasificación para efectos del análisis porque fueron precisamente esas pérdidas generadas por las operaciones con derivados vinculados con las cotizaciones de sus materias primas las que generaron el pésimo resultado del año 2014, no la mala gestión operativa en sí misma, como hemos visto.

imagen-alicorp
Fuente: Internet

Finalmente, y ya en el plano estrictamente financiero, mencionábamos otro hecho relevante que merece especial mención: la reducción en los niveles de endeudamiento. Si observamos las cifras de los últimos años, resulta clarísima la intención de la empresa de apalancarse cada vez más: 33% de deuda en 2011, 45% en 2012, 50% en 2013, 61% en 2014, para luego empezar a bajar a 57% y 51% en los 2 últimos ejercicios anuales, respectivamente. Ello, desde luego, ha incidido en sus costos financieros, que ya se redujeron en casi 60% el último año y que, al haber seguido reduciendo la deuda seguirán bajando, evidentemente.

Como vemos, y tal como decíamos al principio, resulta realmente interesante y muy valiosa la información que nos muestran los estados financieros, y nos resultaría sumamente grato que pudieran hacernos llegar, a través de la página de Bursen en Facebook, tanto sus comentarios como sus preferencias respecto a las empresas que les gustaría analizáramos en las próximas entregas.

————————————————————————————————

(*)          https://www.facebook.com/bvlbursen

Anuncios